Todo lo que debes saber de un abogado de la seguridad social en Valencia

La labor de un abogado de la seguridad social en Valencia juega un papel fundamental en la defensa de las personas que por sus propios medios no pueden costearse un abogado. De esta manera, cubren todas las necesidades de asesoría legal en aspectos laborales y de seguridad social donde ejercemos nuestra gestión de forma dinámica y moderna en constante integración con las áreas de recursos humanos internas de las compañías.

Es decir, podríamos definirlos como aquellos letrados cuya especialidad reside en la protección social.

¿Cuáles son los servicios que prestan los despachos de Abogados de Seguridad Social?

Entre las múltiples funciones que lleva a cabo un abogado especializado, destacan la asistencia en cualquiera de las instituciones que conforman la Seguridad Social. Así, podemos observar cómo tienen acceso al Instituto Nacional de la Seguridad Social, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) y la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS).

Los servicios que desempeñan son muchos pues la variedad de casos que suceden son muchos. De cualquier manera, los que más destacan son:
● Asesoría y consultoría: cabe la posibilidad de acudir a nuestro abogado en caso de que necesitemos realizar consultas de carácter orientativo o informativas. El objetivo suele ser el de averiguar cuáles son los derechos que podemos defender así como descubrir los límites legales hasta los que podemos llegar. Este servicio resulta de especial interés pues de esta manera, desde el primer momento el abogado conoce la situación del cliente.
● Actuaciones ante el SMAC: uno de los mayores problemas que podemos encontrar dentro del campo laboral es el tema de los despidos injustificados pues en ese caso, el trabajador queda en la calle sin la posibilidad de poder repercutir ese proceso. Dado que la Seguridad Social y el derecho del trabajo son campos que están relativamente cerca, los abogados pueden mezclarse casos entre ellos sin ningún tipo de problema.
● Actuaciones administrativas: los problemas que puedan provocar cualquiera de los órganos administrativos, suelen solucionarse básicamente mediante la realización de los trámites administrativos pertinentes, pero, los abogados también ayudan pues pueden proporcionar la experiencia que al interesado le pueda faltar.
● Actuaciones judiciales: en el caso de que la vía administrativa fracase, existe la posibilidad en última instancia de acudir a los Tribunales. De esta manera tenemos la posibilidad de defender los derechos de nuestro cliente en cualquier caso.

¿Cuánto cobra un Abogado de Seguridad Social?

No es posible hacer un cálculo exacto para saber lo que cobra un abogado de la seguridad social y esto se debe a:
● Los abogados gozan de la libertad para determinar su salario, por lo tanto de un abogado a otro puede variar mucho la cantidad. Los factores que suelen marcar esta decisión suelen ser la experiencia y el caché.
● Dependiendo del servicio que tenga que proporcionar el abogado, el precio puede ser más alto o más bajo pues cuanto más costoso sea el proceso así como más complicado, más caro será. Y lo mismo pasa de la manera inversa.
Por poner un ejemplo, no es lo mismo reclamar la determinación de una contingencia que exigir una indemnización.

Algunos de los ejemplos de los honorarios de los abogados de la Seguridad Social son:
● Las consultas jurídicas o técnicas suelen oscilar entre los 50 y los 100 euros. Para entender esto mejor, es necesario que nos pongamos en el contexto de que hay abogados que pueden llegar a cobrar desde la primera consulta, mientras que otros prefieren dejarlo para más adelante, una vez se empiece a trabajar.
● En el caso de que se trate de trámites administrativos, los servicios de los abogados oscilan entre los 50 y los 200 euros. En este caso, el precio varía en mayor cantidad, pero es normal puesto que se pueden hacer diferentes tipos de trámites que varíen en tiempo y forma, alterando con ello el precio.
● Finalmente, en un juicio el precio aumenta considerablemente y es que aunque existe la posibilidad de encontrar representación por unos 300 euros, lo normal es que el precio se encuentre entre los 600 y 700 euros aproximadamente.

Podemos encontrar un caso particular en los casos donde el cliente quiere conseguir una indemnización. En estos casos, el método utilizado para pagar al abogado puede variar de la siguiente manera:
● Por un lado una cantidad fija, que deberá de rondar entre los 300 y los 500 euros aproximadamente.
● Por otro lado, el cliente deberá de compartir con el abogado un porcentaje de la indemnización que se consiga. Generalmente se encuentran entre el 8 y 15%. Esto provoca que dependiendo del tipo de indemnización la cantidad que pueda ganar el abogado será mayor.

¿Es posible reducir el precio?

Primero de todo, debemos de tener en cuenta como hemos visto anteriormente, que los honorarios de un abogado de la seguridad social no son para nada fijos y que las condiciones pueden variar de forma contundente de un caso a otro.

Pese a ello, siempre podemos conseguir un servicio de calidad con el precio más económico, utilizando los siguientes consejos:
● Los servicios jurídicos deben pagarse, por lo tanto no te puedes fiar de un profesional que te los intenta vender como gratis. Y es que tiene todo el sentido pues con todo el papeleo, esfuerzo y conocimientos que es necesario para poder conseguir un buen servicio, es inviable que se consiga de forma gratuita.
● En caso de que por algún tipo de razón, el cliente no tenga el suficiente dinero para pagar la totalidad del servicio, es conveniente que se intente llegar a algún tipo de acuerdo con el abogado de tal manera que ambas partes queden satisfechas. Por norma general, lo que se suele utilizar son facilidades de pago, de esta manera al cliente le resulta más fácil pagar la deuda y el abogado aunque sea de forma más lenta, sigue ganando dinero.