Alcoholemia

El bufete de Joaquín Rodenas de Abogado Valencia es especialista en derecho penal, llevando muy especialmente casos de alcoholemia. Somos y contamos con letrados especialistas en este tema, aconsejando, ayudando y solventando de la mejor manera llegar su caso.

Penas de un delito por alcoholemia:

La pena de conducir bajo los efectos del alcohol es de 3 a 6 meses de cárcel con una multa de 6 a 12 meses o bien trabajos en beneficios de la comunidad entre 31 o noventa días así como la privación del derecho a conducir entre uno y 4 años. La retirada del permiso de conducción de más de un par de años comporta examinarse de nuevo para recuperar el carnet.

¿A partir de que tasa de alcohol de comete delito de alcoholemia?

Existen 2 tasas de alcoholemia desde las cuales se estima que se comete el delito de conducción bajo la repercusión de bebidas alcohólicas:

  • La concentración de alcohol en sangre: Establecida entre 0,25 y 0,60 mg/l y requiere, además de esto, que el consumo de bebidas afecte de manera negativa a su capacidad de conducción. Esta afectación se deduce a síntomas externos de borrachera en el conductor.
  • La concentración en aire expirado: inferior a 0,25 mg/l.
    Cuando la tasa de alcoholemia supera los 0,60 mg/l, no es preciso que el fiscal pruebe que el conductor tenía mermadas sus capacidades de conducción, va a ser delito en cualquier caso, con o sin síntomas.
  • En el caso de ser conductor novel o bien profesional, la tasa de alcohol ha de ser inferior a 0,3 mg/l en sangre o bien inferior a 0,15 mg/l en aire expirado.

¿Existe margen de error en los medidores de alcohol?

Si ha dado una tasa entre 0,60 y 0,64 puede alegar el margen de error que tiene cualquier etilómetro y que oscila entre el cinco y el siete con cinco por ciento.
Estos márgenes permiten defender que una tasa de alcoholemia que no supera 0,64 mg/l se sitúa, decantando el margen de fallo, bajo los 0,60 mg/l. en un caso así, va a ser el fiscal quien en deberá aprobar la existencia de síntomas de afectación en la conducción.

Procedimiento penal:

Habitualmente los procedimientos penales por alcoholemia se gestionarán como juicios rápidos. Con lo que tras el sometimiento a la prueba de alcoholemia, puede citarse al conductor a un juicio rápido en breves días, haya o bien no detención.
Al juicio rápido es obligatorio asistir con la asistencia de letrado, y en este acto, el ministerio fiscal va a poder producir su escrito de acusación donde interesase la pena que pudiese corresponderle al acusado por la infracción cometida. Por otra parte cabe la posibilidad de llegar a un pacto sobre la sentencia condenatoria a imponer, conformándose el acusado con la pena pedida por el ministerio fiscal, aplicándose entonces una reducción de una tercera parte en la condena.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votaciones todavía)
Cargando…