Los Abogados de accidentes viales en Valencia se ocupan de una gran cantidad de casos diferentes, pero una de las causales más frecuentes en lo relacionado a accidentes y fatalidades viales tiene que ver con el uso de teléfonos móviles. La mayoría de las personas disfrutan recibir un mensaje de texto o una llamada telefónica. Puede ser difícil ignorar tu teléfono cuando se enciende. Sin embargo, es extremadamente peligroso usar un teléfono mientras se conduce. Además, podría tener graves consecuencias. Estas son algunas estadísticas que harán que los conductores se lo piensen dos veces antes de usar su teléfono al volante.

Abogados de accidentes viales en Valencia: Mensajes de texto y muertes por conducir

Según un análisis de datos, las muertes por accidentes de tránsito redujeron 19 personas por región por año entre 2000 y 2010 en grupos de edad de jovenes y adultos.

En 2011, al menos el 23 por ciento de los accidentes de tránsito ocurrieron cuando el conductor usaba un teléfono celular. Eso equivale a 1,3 millones de accidentes según Texting and Driving Safety. Las consecuencias de estos accidentes incluyen 333,000 lesiones por año y 11 muertes por día.

La longitud de un campo de fútbol

Los conductores que envían mensajes de texto pierden un mínimo de cinco segundos de atención. Pongamos esto en perspectiva:

Si un conductor va a 40 kph y saca su teléfono para enviar un mensaje de texto, no está mirando la carretera a lo largo de un campo de fútbol. Intente anotar una distancia de 100 metros con los ojos cerrados en un partido de fútbol: lo cierto es que será inevitable chocar con alguien. Además de esto, los adolescentes que envían mensajes de texto mientras conducen pasan alrededor del 10 por ciento de ese tiempo fuera de su carril.

Los mensajes de texto aumentan la probabilidad de un accidente en un 23 por ciento. Marcar aumenta la probabilidad en un 2,8 por ciento. Escuchar una llamada o mirar un mensaje de texto lo aumenta en un 1,3 por ciento. Alcanzar su dispositivo lo aumenta en un 1,4 por ciento.

Abogados de accidentes viales en Valencia ¿Por qué la gente todavía lo hace?

Todas estas estadísticas son profundamente perturbadoras y, sin embargo, la gente todavía no las ve como un problema. El 32 por ciento de los jovenes admitió haber enviado mensajes de texto mientras conducían. El 52 por ciento de los jovenes admitió haber hablado por teléfono celular mientras manejaba.

Algunos de estos adultos jóvenes usan sus teléfonos celulares sin pedir disculpas mientras conducen. El 77 por ciento de los adultos jóvenes afirmaron que confiaban en su capacidad para conducir de manera segura mientras enviaban mensajes de texto. El 55 por ciento de los adultos jóvenes afirmó que enviar mensajes de texto y conducir es fácil.

¿De quién aprenden este hábito? Claramente, lo hacen de los adultos y de las personas de su entorno. El 48 por ciento de los conductores jóvenes admitió haber visto a sus padres conducir mientras hablaban por teléfono celular. El 15 por ciento ha visto a sus padres enviar mensajes de texto y conducir.