Si estás buscando un bufete de letrados en Valencia, es importante que cuentes con la información necesaria para poder hacer una elección adecuada. Como clientes, sobre todo cuando necesitamos ayuda legal, es imprescindible tener a un buen profesional de nuestro lado. De lo contrario, podríamos vernos enfrentados a situaciones realmente complejas y un sinfín de perjuicios simplemente por no contar con la ayuda profesional adecuada. En esta ocasión, revisamos 8 errores que debes evitar al elegir bufete de letrados en Valencia.

Bufete de letrados en Valencia: 8 errores costosos a evitar

En algún momento, todos requerirán algún tipo de asistencia legal. Ya sea que estés buscando a alguien que te represente después de haber resultado herido en un accidente o que estés buscando un abogado que pueda ayudarte a planificar su testamento y patrimonio, es importante que contrates al abogado o bufete de abogados adecuado para el trabajo. Sin embargo, encontrar un abogado profesional y confiable no es tan fácil como parece.

Al contratar a un Bufete de letrados en Valencia, las personas a veces cometen un error de juicio que a menudo, en lugar de solucionar un problema, empeora el asunto. Para ayudarte a mantenerte alejado de estos errores, hemos compilado una lista de errores comunes que cometen las personas al contratar a un abogado y que sin dudas te pueden costar no solo tiempo sino también dinero e incluso, en el peor de los casos, algo tan preciado como la libertad.

Contratación de un abogado en función del costo de los honorarios legales

Cuando se busca un abogado, los honorarios legales del abogado no deben ser la única consideración. Los honorarios baratos no significan que el abogado sea malo ni los honorarios caros significan que el abogado es el mejor. Si bien el costo es un factor importante al buscar un Bufete de letrados en Valencia, los clientes deben asegurarse de que sea el factor menos esencial, ya que no anula otros factores pertinentes como la experiencia, la capacidad y la reputación.

Caer en publicidad engañosa

Los anuncios pueden ser bastante engañosos y no deben utilizarse como base para elegir un abogado. Siempre que vea promesas u honorarios legales más baratos que los normales anunciados, siempre llame al abogado para confirmar que las promesas o los honorarios legales son reales y no engañosos.

No hacer preguntas

Los clientes que no hacen suficientes preguntas pueden dar lugar a circunstancias y problemas imprevistos. Muchos clientes son tímidos para hacer preguntas a los abogados porque a menudo se sienten intimidados. Sin embargo, este no debería ser el caso. La mejor manera de despejar todas sus dudas y abordar sus inquietudes es hacer preguntas pertinentes y relevantes.

No tener en cuenta varias opciones

No contrates al primer abogado que conozcas. Concierta varias citas, ya sea por teléfono o en persona, con tantos abogados como sea posible. Muchos abogados proporcionarán consultas gratuitas. Aprovecha tu consulta gratuita para conocer al abogado y asegurarse de que sea alguien que te guste y con quien puedas trabajar. Si no te sientes seguro contratando a cualquier abogado que conozcas, ¡no lo hagas! Sigue buscando hasta que encuentres el abogado adecuado para tu caso o problema.

No discutir la disponibilidad por adelantado

Si contratas a un abogado que no tiene o no tendrá tiempo para aceptarte como cliente, tus necesidades legales se verán afectadas. Como cliente, debes asegurarte de discutir la cantidad de tiempo que necesita para su caso o problema y contratar a un abogado que pueda comprometerse con ese tiempo.

No investigar antes de contratar a un abogado

Con muchos abogados en el mercado, algunos calificados y con mucha experiencia y otros simplemente disfrazados de abogados, no puedes permitirte contratar al primer abogado que encuentres en línea o que conozcas. Al igual que hace una investigación exhaustiva cuando toma una decisión seria, como comprar un automóvil, debe hacer su tarea antes de contratar a un abogado.

Al investigar a un abogado, debes leer la información en su sitio web, verificar las reseñas de los clientes en busca de quejas o comentarios negativos, e incluso averiguar si se han presentado quejas contra el abogado o incluso contra su bufete. También debes verificar su calificación y experiencia.

No negociar tarifas

Aunque pueda parecer inimaginable regatear los honorarios de una profesión como la abogacía, no debes dudar en negociar los honorarios que cobrará el abogado por los diversos servicios. Recuerda, debes tratarlos como cualquier otro proveedor de servicios que contratas. Además, acuerda con anticipación el método de facturación que usarán para sus servicios porque hay varias opciones, que incluyen por hora, proyecciones de tarifa plana, retenciones mensuales, etc.

Mirando a los abogados con grandes redes

No todos los abogados son iguales, aunque tengan la misma formación y años de experiencia. Algunos abogados están bien conectados y han establecido grandes redes dentro de la industria e incluso fuera, con otros profesionales.

Por lo tanto, conseguir un abogado con buenas conexiones puede permitirte hacer las cosas rápidamente. Necesita a alguien que incluso pueda ayudarte a funcionar sin problemas o navegar por las burocracias de los sistemas locales. Entonces, cuando elijas un abogado, busca uno que tenga mucho más que ofrecer que solo su experiencia legal.