606756922 o 963521855 joaquinroden@gmail.com

El censo de procuradores es un registro que permite a cualquier ciudadano acceder a los datos profesionales y ubicación de cualquier colegiado en el país, y está dispuesto bajo el Consejo General de Procuradores de España.

El censo de procuradores agrupa el número total de procuradores que ejercen en España; mismos que pertenecen a los 75 Colegios Ilustres de Procuradores que existen en todo el territorio nacional.

En Valencia, por ejemplo, el censo procuradores asciende a 376 profesionales según datos oficiales.

¿Cómo acceder al censo de procuradores?

Para acceder al censo de procuradores del Consejo General de Procuradores de España, el usuario podrá restringir la búsqueda de nombres a la localidad de ubicación del despacho que se esté consultando, al introducir el nombre de la misma en la caja de texto.

La búsqueda de procuradores en el censo puede realizarse por la localidad en donde se encuentre el despacho, de esta manera, el censo arrojará los resultados de todos los colegiados inscritos en esa provincia o localidad.

¿Cuál es la figura del procurador?

El procurador es una figura esencial para cualquier ciudadano que necesite emprender un procedimiento judicial. Es un profesional jurídico y sus principales funciones son las representación técnica de sus cliente en toda clase de procesos jurisdiccionales, así como la colaboración con la administración de justicia a la que ayuda en la correcta tramitación de los procesos y la eficaz ejecución de la sentencia y demás resoluciones judiciales.

En el ámbito de la representación, su misión básica consiste en comparecer en el juicio en nombre de su presentado, promover el impulso de los procesos y agilizar el proceso en fase de ejecución de sentencia; y en definitiva ser el profesional encargado de garantizar con toda seguridad jurídica, la comunicación del tribunal, con el abogado y el ciudadano.

Como ejemplo de las funciones de colaboración con los tribunales, tenemos que el procurador se encarga de subsanar los procesos procesales, actuaciones necesarias para la buena marcha e impulso del proceso, la realización de la marcha de los actos de comunicación judicial en la práctica de embargos y en la toma de posiciones de bienes inmuebles acordados por el tribunal.

Asimismo, otras de las funciones de los procuradores consiste en pagar los costes del procedimiento, las tasas los depósitos de los recursos administrando la provisión de fondos, así como encargarse de realizar todos los trámites del día en los juzgados; desplazamientos, comunicaciones, citaciones y cimiento de los derechos e intereses de sus clientes. Son los encargados de hablar con los funcionarios que están tramitando los expedientes con los letrados de la administración de justicia o con el juez.

Cuándo es necesario administración de justicia y los abogados necesitan un colaborador, ese colaborador será perfectamente el procurador. Y es que gran parte del éxito de un procedimiento depende de él, pues será el encargado de la tramitación de todo el procedimiento siendo el responsable de que los plazos se cumplan y de notificar en todo momento al bogado en curso del proceso.

En definitiva, los procuradores son una pieza clave en los procesos penales, pues son el enlace directo entre el cliente, el abogado y el de judicial, aportando a todas las partes del proceso las garantías de agilidad, eficacia, proximidad y confianza.

El procurador y sus funciones

El procurador cuenta con la capacidad de agilizar las funciones en pro del desarrollo del procedimiento judicial y agregan una garantía adicional al cliente: la efectividad del proceso judicial.

Entre las funciones más representativas de un procurador, se encuentran la investigación e indagación sobre los escritos y comunicados que se envían a los abogados, con el fin de evitar cualquier tipo de errores en los mismos.

Asimismo, realiza un seguimiento de los tiempos pactados en el proceso judicial y guarda pleno conocimiento de todo el derecho procesal vigente.

Dentro del trámite judicial, el procurador realiza la representación procesal de los litigantes ante los juzgados o tribunales.

Realizan oficios, exhortos por la delegación del órgano judicial de forma que aceleran el proceso judicial.

También se encargan de las publicaciones para anuncios oficiales de Boletines y periódicos, y exponen los escritos que realizan los letrados.

Reciben las notificaciones dirigidas a sus clientes y las ponen en manos del abogado director del caso.

Realizan los cómputos y plazos de vencimiento llevando un control de las fechas de visitas o demás trámites del proceso.

Cabe destacar que apara acceder a un procurador, este debe estar dentro del censo de procuradores del Consejo General de Procuradores de España.