606756922 o 963521855 joaquinroden@gmail.com

Mucha gente se pregunta si realmente hay diferencia entre un abogado de casos civiles o otro que tenga otro tipo de especialidad. Sin duda, es una pregunta interesante pues existe una gran variedad de profesionales dentro de este sector.

En el caso concreto del abogado especialista en derecho civil, se encarga de trabajar a nivel legal con las relaciones y obligaciones personales, familiares y profesionales de los ciudadanos.

¿Cómo es la actuación judicial de un abogado de casos civiles?

Pongámonos en contexto. El Derecho se encuentra en un proceso de continua evolución. Esto quiere decir que los mejores profesionales serán aquellos que sean capaces de adaptarse a los cambios pues proporcionarán un servicio de calidad y eficiente.

Cuando hablamos de un abogado experto en derecho civil que tiene que hacer una actuación judicial, requiere que el cliente contrate previamente sus servicios, si es abogado privado.

En el caso de no conocer a ningún profesional de su confianza, se solicita abogado de oficio en los juzgados o ante el colegio de abogados, con o sin justicia gratuita, en función de la situación económica del ciudadano.

Trámites extrajudiciales del letrado civil

Además de hacer una función importante en el propio acto judicial, el abogado civil debe actuar a nivel extrajudicial, principalmente, prestando asesoramiento jurídico a sus clientes, redactando contratos y acuerdos privados o interponiendo reclamaciones.

Resulta curioso porque estos servicios extrajudiciales que realizan los abogados civiles se caracterizan por no pasar por los juzgados y tribunales civiles. Y dirás, ¿cómo lo hacen entonces? Pues bien, se prestan directamente por el abogado civil hacia su cliente sin necesidad de terceros, en la mayoría de los casos.

Eso sí, no pensemos que todo es tan sencillo. Imaginemos el supuesto de que se quiere hacer una reclamación económica por impago pero no se puede solventar con una reclamación o una negociación por parte del letrado. En este caso es necesario acudir mediante la vía judicial, interponiendo una demanda civil.

¿Cuándo debemos contratar los servicios de un abogado civil?

Ya sabemos las funciones que desempeñan. Ahora vamos a analizar algunos de los casos donde es conveniente contar con los servicios de esta clase de profesionales.

Destacan:

  • Arrendamientos de viviendas habituales y locales comerciales.
  • Obligaciones y contratos.
  • Accidentes, indemnizaciones y reclamaciones.
  • Separaciones y divorcios, parejas de hecho.
  • Pensiones de alimentos y guarda y custodia.
  • Herencias y sucesiones.
  • Responsabilidad civil y profesional.
  • Derechos de Consumidores y usuarios.
  • Incapacitaciones judiciales.
  • Desahucios y ocupaciones.
  • Propiedad horizontal y comunidades de propietarios.
  • Reclamaciones de impagados.
  • Reclamaciones por daños morales, daño emergente y lucro cesante.
  • Asesoramiento jurídico-legal.

Casos concretos

De la misma manera, podemos aplicar un filtro al punto anterior para obtener las ocupaciones más comunes o frecuentes de esta clase de abogados:

Gestión de herencias

Alguna vez habrás pensado durante un periodo complicado lo bien que te vendría recibir una buena herencia de un tío lejano. Lamentablemente a día de hoy convertirse en heredero no es nada fácil. Hay que tener en cuenta todas las tasas que hay que pagar así como la relación entre los propios familiares.

Por ello, recomendamos contar con los servicios de un buen abogado especializado en derecho civil que pueda reclamar por ti.

Incumplimientos de contrato

Los contratos civiles tienen un uso muy extendido. Se pueden utilizar para actividades muy diversas como el alquiler de un piso o para un préstamo.

En este caso, la figura del abogado resulta primordial a la hora de evitar cualquier situación en la que se produzca una infracción del contrato. Los motivos pueden ser muy diversos, desde cuestiones de tiempo a impagos.

Indemnizaciones por daños y perjuicios

Los daños y perjuicios tienen diferentes utilidades ya que es una de las indemnizaciones más populares, aunque por supuesto, debe tener fundamento. Se trata de una cantidad económica que se recibe como consecuencia de haber sido víctima de una falta civil, de un incumplimiento o por un atentado contra tu persona.

El problema viene a la hora de demostrar todos y cada uno de los daños y perjuicios causados. En este caso la mejor garantía de éxito es un letrado con experiencia.

Como has podido observar, es conveniente contar con los servicios de un profesional especializado para obtener un servicio de calidad, por lo que no dudes en contactar con un buen abogado de casos civiles.