La función de un abogado especialista en sociedades está muy solicitada a día de hoy. Tengamos en cuenta que nos encontramos en un país donde existen multitud de reglas y de temas a tratar a la hora de constituir una sociedad.

Es más, en muchos casos es aconsejable realizar un estudio previo de la empresa. Te estarás preguntando para qué, ¿verdad? Pues resulta que dependiendo de tipo de actividad que vaya a llevar a cabo una empresa, es recomendable que se constituya un tipo de empresa u otra.

De la misma manera, debemos tener en cuenta la cantidad de conflictos que se pueden provocar en una empresa entre los socios. Al final, se trata de una posición en la que se goza de mucha responsabilidad y el hecho de no contar con una parte externa que pueda asesorar a los socios puede ser el foco de un conflicto entre las diferentes partes.

¿Qué es un abogado especialista en sociedades?

Dicen que una empresa está conformada por mil actividades totalmente distintas. Es decir, podemos encontrar personal que se encarga de gestionar todas las actividades relacionadas con la administración de la empresa, otros con el marketing, otros con la contabilidad y así sucesivamente con cada área de la empresa.

Hasta aquí todo correcto, el problema surge cuando entran en conflicto alguna de las partes con poder dentro de la empresa como los socios. Imagínate que son dos y que se genera un conflicto entre ellos porque uno de ellos prefiere gestionar la empresa de una forma que el otro detesta porque le parece que está obsoleta.

Aquí es donde entra la figura del abogado especialista en sociedades. Básicamente la labor que realiza se puede resumir en que se encarga de gestionar todos los asuntos que pueden llegar a generar un conflicto entre los socios de la empresa. De esta manera, evitamos problemas comunes como que los administradores de la empresa manipulen las acciones de esta para poder quedarse con parte del beneficio empresarial que estaba destinado a la parte que no administra la sociedad.

¿Qué empresas cuentan con estos servicios?

Aunque pueda parecer un tipo de servicio un poco exclusivo y que solo las empresas de renombre se lo pueden permitir, la realidad es que no es así. A día de hoy, esta clase de abogados cuentan con una amplia demanda de trabajo desde PYMES o sociedad familiares hasta grandes multinacionales.

Al final, el tamaño no influye en que se produzcan esta clase de conflictos. Es decir, independientemente del tamaño o del nivel de facturación de la empresa, siempre va a existir un flujo de dinero que hay que gestionar. Por lo que contar con un profesional para ello puede agilizar y facilitar mucho el trabajo de la empresa de tal forma que aumente su rendimiento.

¿Cuáles son las tareas de un abogado especialista en sociedades?

Entre las diferentes funciones que puede desempeñar un abogado de sociedades, seguro que has oído hablar de:

  • Elaboración de los Estatutos Sociales de la empresa a partir de los cuales se puede delimitar todas y cada una de las normas que marcan el funcionamiento de la propia empresa en su interior.
  • Creación de la propia sociedad pues gozan de los conocimientos necesarios para hacerlo. En algunos casos puede darse el caso de que los fundadores tengan una idea en mente y que tras pasar por las manos de un abogado escojan una opción distinta pues este es capaz de hacerles abrir los ojos.
  • Cualquier tipo de modificación de los estatutos de la empresa también será trabajo de esta clase de abogados.
  • A la hora de ampliar el capital de la empresa, los abogados de sociedades deben ser conscientes de todos y cada uno de los movimientos que se produzcan.
  • Cuando alguna de las partes, por cualquier tipo de motivo aporte dinero a la empresa también deben de estar al tanto. Por ejemplo, en el caso de que entre un socio nuevo a la empresa y proporcione un ingreso.
  • Todas las juntas que se realicen con los socios de la empresa quedarán resumidas en un acta que se encargará de hacer este abogado.
  • En el caso de que se fusionen o por el contario, que se separe alguna de las partes de la sociedad, este tipo de profesional debe aconsejar a cada una de las partes con el objetivo de que la empresa acabe en la mejor posición posible.

Como puedes observar, con muchas las funciones que desempeña esta clase de profesionales en una empresa. La realidad es que a día de hoy es muy complicado encontrar una empresa que no esté gestionada por un abogado especialista en sociedades.