Cuánto gana un abogado en Estados Unidos es una pregunta muy recurrente entre los estudiantes de Derecho que no saben en qué especializarse una vez finalicen sus estudios. Es decir, se podría decir que valoran todas las opciones posibles y la de Estados Unidos es muy atractiva por el tipo de país que es y porque supuestamente se puede ganar mucho más dinero que en otros países como España. ¿Realmente es cierto esto?

Para poder averiguarlo analizaremos en este artículo los diferentes factores que debes tener en cuenta en caso de que realmente quieras trabajar en los Estados Unidos.

¿Cuánto gana un abogado?

Para poder verificar con certeza la cantidad de dinero que puede ganar un abogado debemos tener en cuenta diferentes factores. La realidad es que muchas veces se puede crear controversia a la hora de decir una cifra exacta pero al realidad es que es complicado. Independientemente de ello, no se puede negar en ningún caso que se trata de un sueldo bueno.

Entre los múltiples factores a tener en cuenta, el más simple y quizás el primero que deberíamos comprobar es el Colegio Oficial de Abogados. Básicamente porque se encargan de pautar unos precios mínimos. Es decir, marcan la cantidad mínima que debe cobrar un abogado por desempeñar sus funciones.

Además de esto, podemos tener en cuenta otro tipo de factores como pueden ser el número de clientes que tiene, la reputación que se ha ganado con el paso del tiempo o la clase de servicio que proporciona. Sin embargo, uno de los factores más limitantes que podemos encontrar es el sector donde desempeña su labor el abogado, de esta manera distinguimos entre sector privado y público.

¿Cuánto se cobra en el sector privado?

Como cualquier otra profesión, los abogados del sector privado se ven expuestos a mayor demanda de trabajo por lo que pueden ganar bastante dinero. Sin embargo, no todo son ventajas pues pueden tener temporadas en las que no tengan un número de clientes que les proporcione rentabilidad. Por ejemplo, el momento en el que se funda un bufete puede resultar complejo en el caso de que no se cuente con clientes de antemano.

Por norma general, en este sector los abogados junior, que tienen menos experiencia que un abogado normal y que generalmente acaban de terminar su formación, cobran entre los 1200 y los 1500 euros netos al mes. No es una cifra que llame la atención, es más, se puede conseguir en prácticamente cualquier trabajo, pero la cuestión es que se trata del inicio y lo más seguro es que a medida que aumente la experiencia y reputación de este, aumente también el sueldo.

¿Qué sucede cuando llegamos a este punto? Pues bien, aquí la cosa cambia por completo. Para que te hagas una idea, con una experiencia de unos 2 o 3 años, un abogado puede llegar a ganar unos 1.800 euros netos al mes. Pero es que, a los 4 o 5 años de experiencia, ese sueldo puede llegar incluso a las 3.800 euros.

Como ves, se trata de un proceso gradual. Cuánto más te entregues por tu trabajo, más clientes tengas y mejores sean tus resultados, mayor recompensa tendrás.

¿Y en el caso del sector público?

Aquí la historia cambia por completo. Como puedes esperar, los sueldos son más bajos que los del sector privado, pero tampoco están expuestos a esa presión por tener clientes. Digamos que en uno tú buscas a los clientes y en el otro, ellos te buscan a ti.

Pese a que los sueldos no sean tan altos, sí que es interesante trabajar dentro del sector público a la hora de ganar experiencia demostrable. De esta manera, conseguimos rodarnos en el este mundillo y comenzar a ganar clientes o contactos mientras ya estamos cobrando. Posteriormente, existe la posibilidad de pasar al sector privado. La diferencia es que en este caso, el paso de uno a otro se produce con una ganancia de experiencia y con clientes en la cartera, por lo que se pueden llegar a ganar salarios de hasta los 125.000 euros anuales.

¿Y en el caso de Estados Unidos?

Para poder sacar una estimación clara sobre lo que puede llegar a cobrar un abogado en Estados Unidos, es necesario que tengamos en cuenta diferentes variables. Sin embargo, uno de los más importantes puede ser el tipo de empresa que se trate.

De la misma forma, el tipo de cliente puede ser un factor muy a tener en cuenta. No es lo mismo representar a una persona individualmente, que a un grupo e incluso a una empresa. Finalmente, otro factor a tener muy en cuenta es el lugar donde se desempeña la función. Es decir, un abogado puede cobrar de forma diferente en Nueva York que en Columbia.

Y encima por bastante, es decir, para que te hagas una idea el suelo medio se encuentra en los 106.148 dólares. Sin embargo, en estos dos ejemplos, los sueldos pueden llegar a los 114.134 dólares en el primero y hasta los 198.100 dólares en el segundo.

Realmente la cuantía es mucho más seductora que en el extranjero, pero os animamos a que comprobéis por vuestra cuenta todos los factores que hay que tener en cuenta a al hora de ofrecer servicios de abogacía en otros países, de forma legal. Aun así, ante cualquier tipo de duda, no dudéis en preguntarnos sobre cuánto gana un abogado en Estados Unidos.