despido en estado de alarma

Despido durante el Estado de Alarma

Una de las preguntas que más nos están formulando nuestros clientes desde que se decretó el estado de alarma, fue si durante esta situación excepcional se puede proceder al despido del trabajador.

Para responder a esta pregunta debemos acudir al art. 2 del  Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19, pues este artículo establece que no se podrán realizar extinciones de contrato ni despidos, cuando se realice por causas de fuerza mayor o en causas objetivas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo.

Si a pesar de esto, procedieran a despedirme, nos encontraríamos con que dicho despido es nulo, o bien, improcedente de forma subsidiaria.

Ahora bien, esto no supone que las empresas no puedan despedir a sus trabajadores, pues si es posible despedir a un trabajador durante el estado de alarma, si se alega como motivo del despido, otras causas fuera de la modalidad objetiva, por ejemplo, un despido disciplinario.

Si el trabajador está en desacuerdo con el despido, que debe hacer?

Si el trabajador no estuviera de acuerdo con el despido, podrá reclamar a la empresa. Podrá realizarlo una vez se levante la suspensión de los plazos administrativos y judiciales.

En este caso, si el despido finalmente fuese declarado improcedente, por no existir causa real, justificada y probada, la empresa se verá obligada a abonar al trabajador despedido una indemnización legal de 33 días de salario por año trabajado, con el tope de 24 mensualidades, en lugar de los 20 días de salario con el límite de 12 mensualidades, estipulado para el despido por causas objetivas.

Por tanto, podemos ayudarle como abogado penalista en Valencia, podemos finalizar diciendo que la realidad es que NO se han prohibido los despidos de forma general. Sino que, tan solo, se ha restringido los despidos por causas objetivas derivadas del estado de alarma. Esto supone que una empresa SI puede acudir a otras modalidades de despido durante el estado de alarma.