La economía en el Derecho siempre ha tenido una correlación muy importante. Tengamos en cuenta que se trata de dos temas que tienen un nivel de importancia muy alto, por tanto es muy importante contar con los conocimientos adecuados a la hora de ser competitivo en ambos.

El problema que podemos encontrar es que tanto la Economía, como el Derecho, son muy amplios. En ambos casos podemos encontrar una alta variedad de contenido. Esto se traduce en que los profesionales deben especializarse en ciertas ramas para poder prestar servicios de calidad. Por tanto veamos el siguiente ejemplo: si un pequeño empresario está empezando a facturar más dinero del que solía hacer, es necesario que consulte con su abogado todas las repercusiones económicas que puede tener. En este caso es mejor consultar con un abogado especialista en temas económicos que no con uno especialista en divorcio.

En este artículo, abordaremos los diferentes factores a tener en cuenta a la hora de conseguir los mejores conocimientos posibles en materia de Economía y Derecho. Para poder entender mejor la relación que existe entre ambas, es necesario que entendamos que es cada una.

¿Qué es la Economía?

En el caso de la Economía, seguro que piensas que es simplemente una ciencia que se encarga de estudiar el dinero, pero la cosa va más allá.

Se trata de una ciencia cuyo fin es el estudio de todas las relaciones sociales que tienen que ver con los procesos de producción, intercambio, distribución y el consumo de los bienes y servicios. Por ejemplo, cuando vamos al supermercado podemos observar como las estanterías están llenas de comida y de otros productos relacionados con el hogar. Para que se pueda dar este fenómeno, es necesario que previamente se analicen ciertas actividades que delimitan el precio de los productos. Es decir, es un flujo constante de actividades que están relacionadas y que condicionan unas a otras.

Para poder entender mejor todas estas relaciones, la Economía se apoya en otras ramas como la psicología y la filosofía. Y no es para menos, tengamos en cuenta que muchos de los movimientos que se producen en la Economía mundial son por sentido común. Es decir, que el sentido común del ser humano está predestinado a funcionar de esa forma.

¿Cuál es su finalidad?

Imagino que te estarás preguntando para qué sirve todo esto. Es decir, conocer los movimientos que puede llegar a tener un mercado en función de las relaciones entre los  diferentes factores que lo componen es muy importante.

Hay muchos profesionales, que se ganan la vida únicamente estudiando estos fenómenos. Básicamente, aprovechan el beneficio de conocer cómo va a funcionar el mercado y lo utilizan a su favor. No obstante, también ayudan a la gente que no posee esos conocimientos a que realmente puedan obtener esa ventaja también.

Resulta interesante porque es un tema importante a todos los niveles. Es decir, desde la multinacional más importante de España, a un pequeño comercio de barrio, es importante tener conocimientos sobre cómo va a avanzar la Economía de los familias.

 ¿Qué es el Derecho?

Por otro lado, el Derecho son todas aquellas normas o principios inscritos y de carácter público, que delimitan el funcionamiento de diferentes sectores como el administrativo, familiar, bancario, etc.

En el caso concreto del Derecho Económico, lo utilizamos a la hora de regular cualquier tipo de actividad económica. Es decir, pautar las formas en las que deben realizarse las diversas operaciones.

¿Cuál es la relación que tienen?

De acuerdo, una vez que conocemos las funciones que tiene cada una, ¿serías capaz de imaginar que sucede si juntamos ambas? No te preocupes, yo te lo explico:

  • A la hora de valorar las diferentes normas que van a regular ciertos procedimientos, es conveniente tener un punto de vista dual, de tal forma que la regulación sea lo más completa posible.
  • Gracias al Derecho se puede hacer un análisis certero en cuanto al sentido económico se refiere, sobre los deberes y obligaciones que puede tener una persona o entidad.
  • Mejor regulación de la situación económica del país.

En definitiva, se trata de tener más conocimientos y poder entender cómo funciona el mercado y sobre todo por qué lo hace de esa forma.

Sin duda se trata de un tema bastante complicado a la par de interesante. No obstante, nosotros recomendamos siempre, tanto obtener conocimientos por cuenta propia, como en caso de duda consultar a cualquier profesional que nos pueda ayudar a comprender mejor este tema, de ahí la importancia de la Economía en el Derecho.