Muchos extranjeros que han optado por vivir y establecer su familia en el país se encuentran en la desafortunada situación de tener que llevar adelante el proceso de divorcio en el país. Pasar por un divorcio es bastante difícil, pero hacerlo en un país adoptivo que no es el propio agrega otro nivel de complejidad, incluso si se habla el idioma. En esta oportunidad, hemos preparado una sección especial con el objetivo de brindar respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes en relación a la situación de los extranjeros y divorcio en España.

Extranjeros y divorcio en España: preguntas frecuentes

Si eres extranjero residiendo en España y estás próximo a tener que enfrentarte al proceso de divorcio estando en el país, en esta ocasión estaremos compartiendo una serie de dudas y preguntas frecuentes con sus respectivas respuestas para despejar todo tipo de inquietud con respecto a este proceso.

¿Cuáles son tus derechos si te separas o divorcias en España?

De acuerdo con la ley española, independientemente de los arreglos de custodia, si se tiene hijos, se tiene derecho a participar en todas las decisiones importantes de su vida, como el lugar de residencia, la educación y la salud.

Si no tienes hijos, según hayas firmado o no un acuerdo prematrimonial, tienes derecho a hacer la división de los bienes comunes y, según el caso, a recibir una compensación económica para restablecer el desequilibrio económico que te provoca el divorcio. Pero, debido a las muchas variables involucradas, realmente no hay una respuesta exacta a esta pregunta, y cada situación deberá analizarse con detenimiento teniendo en cuenta las particularidades del caso.

¿El adulterio es causa de divorcio en España?

No, en España el adulterio no es causa de divorcio. De hecho, en España el divorcio es sin culpa, lo que significa que solo se tiene que demostrar que se ha estado casado por más de tres meses y que se ha sido residente en España por más de un año para poder solicitar el divorcio.

La gente a menudo asume que habrá un impacto financiero si uno de los cónyuges ha tenido una aventura o ha dejado el matrimonio. Pero esto rara vez hace alguna diferencia en la división general de activos. Cuando se trata de dinero en relación a los extranjeros y divorcio en España, el tribunal no está interesado en por qué se termina el matrimonio, sino en qué recursos tiene cada uno disponible y cómo deben dividirse de manera justa entre ambos.

¿Existe el divorcio “rápido” en España?

La duración mínima de los procedimientos de divorcio de mutuo acuerdo en España es de cuatro meses. No existe tal cosa como un divorcio «rápido» en esta jurisdicción. Por lo general, se puede llegar a hacer referencia a divorcio exprés cuando el mismo es de común acuerdo, en virtud de que esta situación hará que el mismo se resuelva muchísimo más rápido que si se vuelve contencioso.

En realidad, los expertos dicen que un divorcio toma por lo menos de cuatro a seis meses para concluir y puede ser aún más si las partes tienen hijos en común, ya que los términos del acuerdo deben ser aprobados por la justicia. Si las parejas deciden acudir a los tribunales en lugar de llegar a un acuerdo fuera de los tribunales, los procedimientos de divorcio tardan en promedio más de un año en resolverse.

¿Divorciarse en España puede beneficiar a la persona económicamente dependiente?

Sí, divorciarse en España puede beneficiar a la persona económicamente dependiente. ¿Es posible obtener una compensación económica para solucionar un desequilibrio económico o simplemente para remunerar el tiempo dedicado exclusivamente al hogar o al cuidado de los hijos?

¿Cómo se regulan las cuotas de los cónyuges en España?

En España, los pagos conyugales son ley, pero lo cierto es que difícilmente estos pagos puedan servir para mantenerse económicamente estables, en virtud de que la renta per capita suele ser bastante más baja que en otros países de la región europea.

¿Cómo funciona la división de bienes matrimoniales en España?

No existe una fórmula para calcular cómo se dividen los activos. Los tribunales españoles ofrecen algunos principios para que los abogados puedan dar a los clientes una idea aproximada del tamaño probable del acuerdo en cualquier caso en particular, teniendo en cuenta las circunstancias financieras de la pareja.

La ley española actual es mucho más discrecional y se basa en lo que cada parte necesita para vivir y el principio de compartir bienes. Esto significa que cada caso es diferente. Los tribunales tienen discreción sobre cómo dividir los bienes, ingresos y deudas entre las dos partes. Esto es fundamental, en virtud de que todos somos individuos y las formas en que elegimos vivir nuestras vidas son infinitamente variables. Para lograr un resultado justo, se deben tener en cuenta todos los factores y circunstancias que compiten entre sí.

Extranjeros y divorcio en España: siempre de la mano de un profesional

Tener que atravesar un proceso de divorcio siendo extranjero puede agregar considerable complejidad a la situación. Es por eso que desde nuestro despacho, impulsamos a quienes deban llevar adelante este tipo de procedimientos a contar siempre con ayuda profesional. Para los Extranjeros y divorcio en España lo mejor es contar con alguien especializado en la materia.