Si se está divorciando en España, la buena noticia es que es un proceso relativamente sencillo. Naturalmente, querrá comprender los pasos legales que debe seguir para terminar legalmente su matrimonio o unión civil en España. Contar con la información correcta es fundamental para poder encarar adecuadamente este tipo de procesos.

Tipos de divorcio en España

Cuando hablamos del proceso de divorcio en España, es importante entender que existen distintos tipos de procesos que dependerán de las circunstancias en las que se lleve adelante. Tanto el tipo de procedimiento como su costo y duración van a variar dependiendo del tipo de divorcio que se lleve adelante, lo que hace que comprender este tipo de cuestiones sea fundamental para aquellos que están a punto de atravesar dicha situación.

Existen dos tipos de divorcio en España: el contencioso y el de común acuerdo. A continuación revisaremos las características de cada uno.

El divorcio de mutuo acuerdo

El procedimiento para divorciarse en España es más rápido cuando ambas partes están de acuerdo con los términos. En algunas ciudades existe un sistema de vía rápida para los divorcios exprés en aquellos casos en los que no existe conflicto entre las partes. Un divorcio exprés no impugnado les permite a ambos usar el mismo abogado para redactar el acuerdo o convenio y presentar todos los trámites ante el tribunal de manera conjunta. Esto simplifica considerablemente el proceso, lo que hace que los plazos sean menores y la inversión económica que se requiera también lo sea.

El poder de otorgar el divorcio recae en el juez, quien también tiene la autoridad para aprobar estos términos presentados por las partes. Suponiendo que no haya problemas imprevistos, puede llevar solo unas pocas semanas finalizar un divorcio exprés de común acuerdo sin oposición. ¿Qué sucede con la presentación tradicional? Sin la opción acelerada, un divorcio de mutuo acuerdo en España puede llevar dos o tres meses.

Divorcio contencioso

En un divorcio contencioso, solo una de las partes presenta la petición de divorcio. Por lo general, esto significa que el proceso será largo y complejo. Si ambos no logran ponerse de acuerdo, será necesario negociar entre abogados y posiblemente también se requiera la presentación de pruebas de terceros.

Dependiendo de las circunstancias individuales, es posible que primero se deban establecer medidas provisionales con respecto a la propiedad, la custodia de los hijos, la manutención del cónyuge y la pensión alimenticia. Un divorcio de este tipo puede llevar desde unos pocos meses hasta más de un año.

La resolución del divorcio en España

Una vez finalizado el proceso, independientemente de qué tipo de divorcio se haya llevado adelante, el juez toma la decisión final y la archiva en el Registro Civil. Por supuesto, aquella parte que se sienta damnificada por la sentencia puede apelar la misma, y tanto tú como tu ex cónyuge pueden solicitar la modificación de las medidas establecidas por sentencia judicial.

El coste de divorciarse en España

Si bien el costo de divorciarse en España puede variar, existen algunos parámetros que se pueden tener en cuenta para tener una idea aproximada. Por lo general, cuesta entre 700 € y 1500 €, que incluye documentos, poder notarial y procurador. Un divorcio contencioso, por otro lado, será más costoso en virtud de que requiere más tiempo y es un procedimiento más complejo en principio. Suelen empezar a partir de 1.000€ con costes adicionales, dependiendo de la duración y las circunstancias. Contar con un abogado capacitado y con experiencia en la temática de divorcio en España ayudará a reducir los costos durante los largos procedimientos.

Divorcio en España: cuestiones a considerar

Existen algunas cuestiones que deben contemplarse cuando se piensa en llevar adelante un proceso de divorcio en España. Veamos algunas de ellas a continuación:

Custodia de los hijos y manutención

Si el caso involucra a niños muy pequeños o bebés, generalmente se otorga la custodia a la madre, a menos que se demuestre que esto no sería lo mejor para el niño.

En los últimos años, sin embargo, los tribunales han comenzado a dar mayor consideración a la custodia compartida, particularmente si los niños son mayores (en edad escolar). Si aceptas compartir los derechos de visita, el juez lo tendrá en cuenta.

División de la propiedad

En un divorcio de mutuo acuerdo, los dos deben convenir de antemano acerca de los detalles de la separación, incluida la división de bienes como parte de su convenio. También se incluye la división de cualquier activo, como acciones y bonos, cuentas de jubilación, intereses comerciales, vehículos de motor, etc.

Al divorciarse, ambos pierden inmediatamente cualquier derecho de herencia marital y derechos de pensión de viudedad. Asimismo, se extinguen las responsabilidades financieras conjuntas frente a terceros.

Manutención conyugal

En España, los tribunales generalmente otorgan pensión alimenticia solo cuando uno de los cónyuges está claramente en desventaja económica como resultado del divorcio. Un ejemplo típico es cuando uno de los cónyuges ha dejado de lado su carrera para cuidar a los niños y ocuparse de la familia. Los porcentajes de pensión alimenticia varían, pero generalmente se encuentran entre el 15 y el 40% de los ingresos más altos.