Un abogado de demandas es una garantía a la hora de afrontar cualquier tipo de demanda. Tengamos en cuenta que una persona te puede demandar por causas muy diversas, por lo que contar con una persona experta que pueda asesorarnos a la hora de hacerle frente es muy importante.

Piensa que depende la gravedad de la situación. Es decir, puede ser una simple demanda en la que con un acuerdo económico se solucione o por el contrario, puede resultar mucho más complejo.

¿Cómo responder a una demanda?

Afrontar una demanda puede ser una experiencia realmente estresante. Como venimos diciendo, puede ser muy variable.

A la hora de afrontarla, lo primero y más importante es tener en cuenta que no se ignore la demanda. Es decir, es necesario contestar la demanda pues en caso contrario, la persona que presentó la demanda puede ganar el juicio.

Sin embargo, si presentamos una respuesta a la demanda, comenzamos el proceso de defensa y se comunica al tribunal que refuta todas las acusaciones que hay en su contra. De esta manera, se obliga al demandante a comprobar su caso y le da al demandado la oportunidad de defenderse ante un tribunal.

¿Es imprescindible contratar esta clase de abogados?

A estas alturas, todavía habrá personas que piensen que pueden defenderse por su propia cuenta ante el tribunal. Y efectivamente el planteamiento es correcto. Es decir, no resulta imprescindible contar con un abogado pero, ¿estás seguro de ello?

Las demandas pueden ser por temas muy diversos, lo que consiguientemente involucra que los procesos a la hora de gestionarlas cambien. Por tanto, en caso de no contar con unos conocimientos claros sobre la materia, desde Ródenas Abogados aconsejamos contratar este servicio.

Básicamente, porque el más mínimo error puede suponer la pérdida del caso. Es decir, lo que te puedas ahorrar por no contratar un abogado, lo gastarás posteriormente al hacer frente a la demanda.

Tipos de demandas

El tipo de demandas al que está expuesto cualquier persona son muy variables. Es decir, no todas tienen por qué tener las mismas repercusiones ni tienen por qué tratarse de la misma manera.

Los tipos de demandas más comunes están relacionadas a:

  • Derecho de familia
  • Cobradores de deudas
  • Por un caso de negligencia
  • Negación de atención médica
  • Compañías de seguro reclamando algún daño
  • Difamación

Existen muchos más, sin embargo nosotros nos hemos quedado con las más comunes o con las que más casos nos llegan a nosotros.

Pasos a tener en cuenta

A la hora de responder una demanda, es necesario que tengamos distintos factores en cuenta:

PASO 1: Consultar a un abogado de demandas

El motivo ya lo hemos tratado anteriormente. Un abogado especializado en la defensa contra el tipo de demanda que ha sido notificada es la mejor herramienta de protección. Por lo tanto hay que:

  • Contratar un abogado que conozca los procedimientos relacionados con el tipo de demanda.
  • Dejarse aconsejar a la hora de presentar los argumentos persuasivos para su defensa delante del juez o jurado.
  • Dejarse aconsejar también fuera de los tribunales.

PASO 2: Determinar cuándo debe dar la respuesta

Aunque parezca mentira, resulta muy importante verificar la fecha y cuánto tiempo le queda para hacerlo. Dentro de la primera página del citatorio se incluye el último día límite para presentar una respuesta.

Lo normal es que el demandado no cuente con los conocimientos necesarios para hacer frente a este proceso por lo que mediante el abogado:

Se determina si debe responder dentro de veinte o treinta días. El periodo de respuesta puede variar dependiendo de la demanda que se trate.
Llama al secretario del juzgado para obtener más información acerca de la fecha límite.

PASO 3: Decida qué tipo de respuesta presentar

La respuesta es un documento escrito en el que el acusado admite o niega los cargos de la petición del demandante y expone los motivos por los cuales el acusado no es responsable.

Tengamos en cuenta que cualquier información contenida en la denuncia y que no se rechace en una respuesta, el tribunal la considera como verdadera. Existen diferentes formas de dar una respuesta a una demanda. El trabajo del abogado es encontrar la mejor forma posible.

PASO 4: Enviar una copia de la respuesta al demandante

Hay que presentar una copia de la respuesta que ha presentado ante el órgano jurisdiccional debe ser enviada al demandante y a su abogado. Básicamente esto se debe a que es necesario presentar una prueba de notificación al tribunal.

PASO 5: Inicio de conversaciones

Tras presentar la demanda, comienza el proceso de comunicación en el que se busca la manera de solucionar el problema. Durante este tiempo el abogado:

  • Acude a las audiencias programadas con el juez para tratar de mantener el caso en movimiento.
  • Negocia para llegar a un acuerdo.
  • Se prepara para el juicio en caso de que no se presente una solución.

Como veis, se trata de un proceso mucho más complejo de lo que parece por lo que recomendamos a nuestros lectores contar con los servicios de abogados de demandas.