Los abogados de leyes criminales tienen un volumen muy alto de trabajo. Piensa que a diario se cometen una gran cantidad de delitos de diferente índole y que, por norma general, todos los acusados son defendidos por estos profesionales.

Decimos por norma general porque como en cualquier caso, existen excepciones donde un acusado prefiere autodefenderse que confiar en los servicios de un abogado.

¿Qué son los abogados leyes criminales?

Pese a que al leer este término nuestra mente piense inmediatamente en profesionales que se dedican a defender a personas que han cometido un asesinato, la realidad es otra. Un abogado penalista es un profesional que se encarga de los expedientes jurídicos que tienen su fundamento en el Derecho Penal.

Para poder hacer su trabajo de la manera correcta, estos profesionales se apoyan en:

  • El Código Penal (CP)
  • La Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim)

¿Y qué es el Código Penal?

Básicamente es una norma que se encarga de castigar a las personas que se no cumplen las normas. Es decir, en otras palabras, se encarga de establecer todas las penas y sanciones sobre los delitos que se cometan. Para hacerlo de la manera correcta se elabora un texto con la denominación de cada delito posible y las multas acordes a cada uno.

Evidentemente cada delito tiene unas consecuencias diferentes. No es lo mismo robar unas gominolas, que cometer un asesinato.

Eso sí, independientemente del delito que se trate, deben quedar totalmente explicadas todas las variables posibles a la hora de aplicar cualquier tipo de sanción. De esta manera evitamos que se generen dudas.

Ley de Enjuiciamiento Criminal

Se trata de una norma que reúne todas las acciones que toma la ley contra los delitos y faltas.

De esta manera, el abogado penalista estará a disposición de la persona que necesite llevar adelante una demanda sobre las siguientes cuestiones y delitos:

  • Delitos contras las personas y la vida: homicidios, asesinatos, lesiones, abortos.
  • Delitos contra el patrimonio: robos, hurtos, apropiaciones de bienes e inmuebles, estafas.
  • Delitos económicos o financieros: delitos contra el fisco, societarios, blanqueo de capitales.
  • Delitos contra la Administración y la Seguridad, y la Salud Pública.
  • Delitos informáticos.
  • Delitos laborales.
  • Delitos sexuales.
  • Delitos contra ciudadanos en el exterior.

Obviamente como te puedes imaginar cada delito de la lista es diferente, es decir, las consecuencias que va a tener no son las mismas. Por ello, el castigo estará marcado en mayor o menor medida por el grado de gravedad que tenga.

Independientemente de ello, desde Ródenas Abogados siempre recomendamos los servicios de un buen abogado penalista. De esta manera nos aseguramos contar con conocimientos sobre la materia y con una mayor seguridad a la hora de afrontar el procedimiento judicial.

Quiero ser abogado penalista, ¿qué necesito?

Obviamente para poder asesorar a personas que se encuentran en una situación tan delicada es necesario contar con una serie de requisitos previamente establecidos. Destacan:

  • Licenciatura o graduación en Derecho.
  • Máster de acceso a la Abogacía.
  • Colegiatura en el Colegio de Abogados.
  • Máster en Derecho Penal.

Pero la cosa no queda aquí. Además de un papel que demuestre que hemos estudiado todos los conocimientos necesarios, hay que contar con una serie de cualidades específicas que van a marcar la diferencia.

Entre estas cabe destacar la agilidad mental y el don de gentes. La primera porque es necesario pensar muy bien lo que se va a decir y cómo se va a decir. En un juicio la presión a la que están sometidas cada una de las partes es muy alta y el más mínimo fallo puede suponer perder el caso.

Respecto al don de gentes, es muy importante saber estudiar a una persona y conocer el método que hay que seguir para poder llevarlo donde uno quiere.

Por último, como cualquier otro profesional, los abogados penalistas deben estar actualizados sobre las normas y las jurisprudencias, ya que avanzan a diario.

¿Qué servicio nos va a proporcionar los abogados leyes criminales?

  • Asesoramiento.
  • Acompañamiento.
  • Reunión de pruebas y argumentos para la defensa del cliente.
  • Análisis de la cronología de los hechos.
  • Análisis de la defensa.
  • Vigilancia y garantía de la invulnerabilidad de los derechos del acusado.
  • Actualización de la información.
  • Negociación.
  • Preparación de los alegatos de defensa.

Como puedes observar son muchas las labores que pueden hacer por ti, por lo que no dudes en consultarnos en caso de querer contar con los servicios de abogados de leyes criminales.