En virtud de que el país posee su propio sistema de herencia forzosa, los testamentos en España no son una necesidad ni mucho menos una obligación o imposición legal. De todas maneras, existe la posibilidad de realizarlo para aquel que lo desee, y los hay de diferentes tipos. En esta ocasión, nos adentramos de lleno en los tipos de testamento que existen en el país, cuales son los requisitos formales para llevarlos a cabo y mucha información más.

Testamentos en España: ¿qué son?

Comencemos por el principio: ¿qué es un testamento? En líneas generales, podríamos decir que el testamento es un documento que manifiesta la ultima voluntad o los últimos deseos de la persona que lo realiza, a la que conocemos dentro del mundo legal como “testador”. ¿Qué es lo que manifiesta el testador en su testamento? A grandes rasgos, va a establecer qué es lo que quiere que se haga con su patrimonio una vez fallecido. Dicho de otra manera, manifestará cómo quiere que se distribuyan sus bienes, propiedades y dinero luego de su muerte.

Condiciones para redactar un testamento en España

Las leyes de sucesión españolas describen algunos requisitos para cualquier persona que escriba un testamento. Estos varían según la región, y su residencia principal determina qué reglas se aplican a su patrimonio. Todos los testamentos en España deben cumplir con las siguientes formalidades para ser considerados válidos:

  • El testamento debe acreditar la identidad y capacidad para testar de la persona que lo realiza.
  • El testador debe ser mayor de 14 años, excepto en los casos de testamentos ológrafos, donde el límite es de 18 años.
  • No se puede delegar la creación de su testamento a otra persona.
  • Los testamentos conjuntos están prohibidos.

Se pueden crear y revocar infinidad de testamentos en España: la firma de un nuevo testamento revoca automáticamente los anteriores. Por otro lado, los testamentos otorgados ante notario público en España se inscriben en el Registro de Últimas Voluntades de Madrid. Una vez acaecida la muerte del testador, se tendrá por válido el testamento firmado más reciente inscrito en el Registro.

Tipos de testamentos en España

Hay varios tipos diferentes de testamentos en España. Los tres enumerados a continuación son los más comunes:

  • Testamento ológrafo: testamento escrito a mano en español autenticado por dos testigos y verificado por un juez.
  • Testamento abierto: testamento español hecho ante dos testigos y entregado a un notario que lo registra.
  • Testamento cerrado: un testamento español hecho en secreto y sellado en un sobre, luego entregado a un notario para su registro.

Otros tipos de testamentos en España incluyen testamentos militares, testamentos marítimos y testamentos otorgados por españoles en un país extranjero, pero rara vez se utilizan.

Cómo redactar testamentos en España

Si eliges redactar un testamento en español, deberás adherirte a un estilo y formato específicos. Para evitar cualquier tipo de inconveniente o nulidades futuras, lo mejor es contar con un abogado que pueda acompañarnos en el proceso y asesorarnos en todo lo que sea necesario.

El proceso de redacción de los tres principales tipos de testamentos en España se resume brevemente de la siguiente manera:

  • Testamento ológrafo: Este testamento español es el más sencillo y económico de redactar, aunque es el más fácil de impugnar y el más lento de ejecutar. Está escrito a mano, firmado y fechado y puede registrarse voluntariamente en el Registro Central de Últimas Voluntades de España en Madrid. El testamento es autenticado por un juez a la muerte del testador.
  • Testamento abierto: Esta es la forma más común de testamento español. El testamento es preparado por un notario para cumplir con las pautas necesarias y luego firmado por el testador y dos testigos. Se inscribe en el registro de testamentos español y el testador recibe una copia.
  • Testamento cerrado: este tipo de testamento español lo prepara el testador con la ayuda de un abogado para asegurarse de que cumple con las pautas. Luego se sella en un sobre que es firmado por un notario y dos testigos. El notario luego registra el testamento.

Albaceas testamentarios en España

No hay ningún requisito para nombrar un albacea para administrar un testamento español, aunque sí se puede nombrar uno si así se lo desea. La ejecución del testamento normalmente la lleva a cabo un notario, aunque también es posible nombrar a un procurador español para ejecutar el testamento, pero esto puede ser más costoso.

Ejecución de testamento y otorgamiento de sucesiones en España

Es posible que se desee nombrar uno o varios albaceas en un testamento. Sin tal designación, la ejecución del testamento recae en los herederos, ya que ocupan la posición legal del difunto. No obstante, si los herederos no se ponen de acuerdo sobre la administración de la herencia, pueden llevar tales disputas a los tribunales españoles. En consecuencia, el tribunal puede nombrar un administrador de herencia para la misma.

Los albaceas deben conservar la herencia y actuar como sus representantes hasta que la herencia se distribuya de acuerdo con las instrucciones de los testadores. En resumen, los deberes de los albaceas pueden incluir los asuntos funerarios, el pago de los legados en dinero, el cumplimiento de otros mandatos contenidos en el testamento y, finalmente, tomar las precauciones necesarias para la conservación de la herencia.

España requiere que el proceso de sucesión se complete dentro de los seis meses posteriores a la muerte. Para hacerlo, el abogado necesitará los siguientes documentos:

  • Acta de defunción
  • Poder de los herederos
  • Certificados de nacimiento y matrimonio, en su caso (para probar una relación)
  • Una lista de los bienes de los testadores.
  • Estados de cuenta bancarios actualizados, según corresponda

En el caso de que estos documentos hayan sido emitidos fuera de España, deberán ser traducidos al español y posteriormente legalizados o apostillados.