606756922 o 963521855 joaquinroden@gmail.com

La figura de los abogados especialistas en divorcios Valencia está muy solicitada en la actualidad debido al aumento de casos de divorcios.

Hay que ser conscientes de que no hace falta separarse de forma previa a presentar y demostrar las diferentes causas del divorcio. Por el contrario, sí que es necesario que lleven casados al menos tres meses.

¿Qué es una demanda de divorcio?

Atendiendo a la definición como tal, la demanda de divorcio se conoce como el documento escrito mediante el cual se inicia el procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo entre los cónyuges. Independientemente del tipo de caso, siempre debe estar firmada tanto por el abogado como por el procurador.

Lo aconsejable en estos casos es conseguir que ambas partes se pongan de acuerdo para poder tener un procedimiento de divorcio amistoso.

Tipos de divorcio

En España podemos encontrar dos tipos de modalidades a la hora de divorciarse:

  • Divorcio contencioso: es aquel en el que las parejas no pueden dejar a un lado sus diferencias y no son capaces de establecer un acuerdo.
  • Divorcio de mutuo acuerdo: claramente es mucho más sencillo que el caso anterior. De la misma manera la relación entre ambas partes es mucho más agradable, de tal forma que el proceso es menos traumático. Normalmente para este tipo de divorcio, los dos cónyuges deben solicitarlo de forma simultánea. En su defecto, puede solicitarlo una de las partes con el consentimiento de la otra.

En ambos casos, es conveniente contar con los servicios de un buen abogado matrimonialista. Gracias a la experiencia en este tipo de sector podemos conseguir grandes ventajas así como evitar muchos disgustos.

Divorcio de mutuo acuerdo

No nos equivoquemos con este nombre. Pese a que parezca que va a ser un proceso amistoso, el papel de un buen abogado es fundamental. Siempre es bueno contar con la experiencia y la opinión de un profesional en la materia.

Una vez conseguimos llegar a un acuerdo con la otra parte, comenzamos a realizar la demanda de divorcio para posteriormente presentarla ante el Juzgado. Comienza así el procedimiento judicial.

En el caso de que no existan hijos menores de edad, el Letrado de la Administración de Justicia se encarga de estudiar el acuerdo de ambas partes atendiendo a la circunstancia de cada uno.

En este tipo de casos, es posible tramitar el divorcio directamente ante notario. Sin duda se trata de un procedimiento mucho más sencillo y asequible. Es tan simple como que el abogado presente el convenio regulador en la notaría, además de la escritura de divorcio. El notario únicamente tiene que preocuparse de que no exista un acuerdo perjudicial para alguna de las partes.

Por el contrario, si existen hijos menores, la Fiscalía es la responsable de analizar el acuerdo para verificar que no existe un pacto perjudicial para alguna de las partes. Cuando se consigue un convenio, el Juez dicta sentencia.

Divorcio contencioso

El divorcio contencioso es mucho más complejo que los casos anteriores. En el caso de que una pareja no consiga ponerse de acuerdo, la mejor solución posible es la de ponerse en manos de un mediador previo a acudir a un abogado especialista. En estos casos no es necesario presentar una demanda por ambas partes, sino que es una de ellas la que se encarga.

En la propia demanda deben de aparecer todas las medidas a adoptar sobre las pensiones de alimentos, el uso de la vivienda, custodia de los hijos y otras peticiones. Por su parte, el otro cónyuge dispone de 20 días para responder a la demanda dejando claro si está de acuerdo o no.

Una vez respondida la demanda, se cita a ambas partes para un juicio oral. El juez se encarga de revisar las pruebas, y en caso de que existan hijos menores, también el Fiscal. Tras celebrarse el juicio, el Juez dicta sentencia, acordando cuáles son las medidas a tomar.

¿Cómo escoger abogados especialistas en divorcio Valencia?

Sin duda la elección de un buen abogado puede marcar el transcurso del juicio, por lo que debemos de escoger la mejor opción.

Independiente se trate de una separación o de un divorcio, el papel de un abogado es fundamental. Sin ir más lejos, para poder conocer y saber cómo utilizar las leyes vigentes. Por tanto, independientemente de que se trate de un divorcio amistoso o contencioso, la figura del abogado matrimonialista es clave en el proceso.

A la hora de escoger el abogado adecuado debemos de tener en cuenta:

  • Experiencia: sin duda uno de los factores clave. Hay que tener en cuenta que gracias a casos anteriores, un abogado puede ganar conocimientos imprescindibles para juicios posteriores. Es decir, digamos que no estamos valorando la teoría, sino la práctica.
  • Especialidad: el Derecho está conformado por una gran variedad de ramas. Esto quiere decir que son muchos los conocimientos que hay que saber. Incidir en una única rama resulta fundamental a la hora de controlar la materia.
  • Equipo: tenemos la idea de que el abogado es la única persona que realiza el trabajo. La realidad es que detrás de este hay un gran equipo que se encarga de gestionar aspectos que el abogado no tiene tiempo de hacer. Por lo tanto, un buen equipo también es importante a la hora de encontrar abogados especialistas en divorcios Valencia.