606756922 o 963521855 joaquinroden@gmail.com

Un abogado civil Valencia tiene una demanda de trabajo bastante alta. En concreto, de clientes que se encuentran en una situación desfavorable. Desde Ródenas Abogados nos hemos dado cuenta de este fenómeno y queremos dar unas pautas para escoger el mejor abogado civil.

¿Qué es el derecho civil?

Atendiendo a la propia definición, conocemos el Derecho Civil como la rama del Derecho que se encarga de regular las relaciones civiles o privadas de las personas.

En otras palabras, el derecho civil se ocupa del estado civil de las personas, sus derechos y deberes familiares, la propiedad y los demás derechos reales sobre las cosas, el régimen de las obligaciones y contratos y las sucesiones y herencias.

Clases de Derecho Civil

Dentro del propio Derecho Civil podemos encontrar diferentes tipos:

  • Parte general: enfocado al derecho subjetivo en general, la nacionalidad, el domicilio, la adquisición y extinción de la persona civil.
  • Derecho de obligaciones y contratos: todo lo que envuelve la responsabilidad contractual y extracontractual, régimen jurídico general y especial de las obligaciones y los contratos.
  • Derechos reales: básicamente se refiere a los derechos de propiedad y posesión.
  • Derecho de familia: relacionado en su mayor parte con las sucesiones aunque también toca la regulación del matrimonio.

¿Realmente es importante escoger un buen abogado?

Todas las personas que estamos leyendo este artículo en algún momento de nuestra vida necesitaremos asesoramiento jurídico. Ya sea en forma de consejo legal o para llevarnos un caso a juicio.

Una vez se produce esto es importante contar con los servicios adecuados. Es decir, contar con una persona que sea capaz de asesorarnos de forma correcta a al hora de tomar una decisión importante. Al tratarse de un profesional que tiene que saber gestionar nuestra consulta, nos mostrará atención y cuidado.

¿Cómo escoger a un buen abogado civil Valencia?

Pese a que son muchos los detalles que tenemos que tener en cuenta a la hora de contratar a un buen abogado, debemos centrarnos en especial en:

  • Experiencia: independientemente del sector en el que nos encontremos la experiencia juega un papel fundamental. Pongamos el ejemplo de una operación que tiene un alto grado de peligro. Como pacientes, nos proporcionará mucha más calma que nos opere un cirujano con años de experiencia, que no uno recién licenciado.
  • Rama de especialización: el Derecho es muy amplio y dentro de este podemos encontrar muchas ramas. Esto quiere decir que la especialización en una de ellas es un factor determinante. Tengamos en cuenta la multitud de factores que influyen únicamente en la rama civil. Ahora pensemos en el resto de ramas. ¿Demasiado trabajo verdad? Por esta razón encontramos abogados especializados en derecho constitucional, derecho mercantil, derecho procesal civil o laboral, etc.
  • Proximidad geográfica: la distancia entre el profesional que escojamos y nuestra residencia también influye. Para poder preparar un juicio de la manera correcta e incluso para poder analizar la evolución de este, es necesario tener un contacto con el abogado, de tal forma que viajar de forma constante puede resultar un tanto pesado. A su vez, puede resultar una pérdida de dinero considerable por lo que en el caso de que estés eligiendo un abogado basándote en el tema económico ten en cuenta este factor.
  • Primera impresión: una vez concretemos una cita con nuestro abogado, es muy importante la primera impresión. En caso de ser un profesional que no desprenda confianza es mejor marcharse. Hay que tener en cuenta que es una persona de la que vamos a depender en un juicio. Si ya de primeras no transmite confianza, hay muchas posibilidades de que las expectativas que se depositen en este no se cumplan.
  • Dinero: sin duda uno de los factores clave. Hay que tener en cuenta que los honorarios de un abogado no son baratos ni mucho menos. Sin embargo, debemos desconfiar de aquellos profesionales que ofrecen unos precios demasiado bajos. De la misma manera, merece la pena gastar un poco más de dinero si conseguimos los servicios de un buen profesional.
  • Confianza: asegurarse de que el abogado es una persona en la que se puede confiar por completo. Se trata de un elemento que no tiene cuantía pero que es muy importante. Se tiene o no se tiene, pero no suele existir término medio.
  • Accesibilidad: los abogados como cualquier persona no son perfectos. Esto quiere decir que debido a la situación personal o laboral no puedan prestar toda la atención necesaria como para que el cliente se sienta conforme. Si es tu caso, sigue buscando.
  • Interés propio: es importante estar en las manos de un profesional que vele exclusivamente por el beneficio del cliente. Es decir, que independientemente de la situación que se presente, el abogado siempre tiene que buscar el máximo beneficio posible para el cliente.
  • Referencias: la experiencia que ha tenido con anteriores clientes también es muy importante. No tiene por qué, pero lo más seguro es que se repitan experiencias pasadas, por lo que es interesante saber cómo funciona.
  • Éxito: ligado un poco a puntos anteriores, el promedio de casos ganados también es una medida a tener en cuenta. No resulta fácil confiar en un abogado que acaba de comenzar su carrera profesional y tiene solo unos casos ganados. Sin embargo, un abogado experto, con años de carrera y muchas victorias es mucho más fiable.

En estos casos la elección de un buen profesional es clave para hacer frente al caso por lo que no dudes en contactarnos si tienes cualquier duda a la hora de contratar los servicios de un abogado civil Valencia.